Portada » Una mujer explica un caso de acoso de Iglesias y Monedero contra ella
ACTUALIDAD

Una mujer explica un caso de acoso de Iglesias y Monedero contra ella

Una twittera reconoce que sufrió acoso por parte de Pablo Iglesias

Es habitual que Podemos en particular y la izquierda en general utilicen el término machismo con fines electorales. Se quieren apropiar del término feminismo y han difundido el discurso de que los dirigentes y los votantes de derechas son “machistas”. Sin embargo, se trata de un discurso totalmente incoherente y contradictorio en que queda claro que los autores del ‘acoso’, en muchas ocasiones, son ellos.

El Ministerio de Igualdad de Irene Montero, gracias a la ayuda de las charos que trabajan en él, elaboraron un documento en el que daban significado a la palabra “acoso” y ponían muchos ejemplos de prácticas ‘micromachistas’ que suponían “acoso” dentro de esta sociedad ‘heteropatriarcal’.

De este modo, mirar de manera lasciva a una mujer es acoso. Guiñar el ojo a una mujer es acoso. Echar un piropo a una mujer y destacar su belleza es acoso. Entonces la conclusión es clara, Pablo Iglesias es un acosador.

El hasta ahora vicepresidente del Gobierno del Frente Popular Pablo Iglesias ha llevado a cabo varias prácticas de las que se han descrito. En una tertulia de La Sexta, Iglesias guiñó el ojo a la subdirectora de La Razón, Pilar Gómez. También son conocidas sus miradas lascivas a dirigentes como Rita Maestre y Andrea Levy entre muchas otras.

La lista no termina aquí. Daría por un libro entero. También es Pablo Iglesias autor de ‘acoso’ según los parámetros del Ministerio de Igualdad por la actuación que tuvo con su exasesora en el Parlamento Europeo Dina Bousselham, de quien retuvo su tarjeta de memoria para “protegerla”. Este carácter paternalista con una mujer mayor de edad es inadmisible dentro del colectivo feminista, que en el caso de Iglesias, lo pasó por alto.

En redes sociales, una mujer ha explicado su caso y ha reconocido que fue víctima de acoso por parte de Iglesias. El discurso es desgarrador. El ahora candidato de Podemos en la Comunidad Madrid, según el relato de esta twittera, hizo unos actos cuanto menos cuestionables. Le siguió hasta su casa con fines sexuales y no se daba por vencido pese a las negativas de la chica.

Queda claro, por tanto, que Pablo Iglesias, igual que muchos podemitas, no están de acuerdo con la Ley que quiere aprobar Irene Montero del “sólo sí es sí”.