Portada » Pablo Iglesias es el candidato peor valorado por los madrileños, con solo un 2,4
ACTUALIDAD

Pablo Iglesias es el candidato peor valorado por los madrileños, con solo un 2,4

Isabel Díaz Ayuso, la única aspirante que aprueba, es la mejor puntuada en el PP, Vox y Ciudadanos

Pablo Iglesias ha aterrizado en la Comunidad de Madrid como candidato a la Presidencia regional con su imagen por los suelos. Entre todos los aspirantes de los partidos que tienen ahora mismo representación en la Asamblea autonómica, es el que menos afecto produce entre los madrileños, según se desprende del último barómetro de GAD3 realizado para ABC. En el lado opuesto estaría Isabel Díaz Ayuso, la única candidata que aprueba ante las elecciones autonómicas del 4 de mayo, y la que obtiene mejor valoración entre los votantes de tres partidos: el PP, Vox y Ciudadanos.

Este barómetro se realizó en la Comunidad de Madrid entre el 5 y el 7 de abril, con un total de 1.003 entrevistas.

Desde la anterior encuesta de GAD3, publicada el 13 de marzo, se ha intensificado la desbandada de Ciudadanos, Toni Cantó ha fichado por la candidatura del PP, Ignacio Aguado ha caído en desgracia y ha sido sustituido por Edmundo Bal como número uno de su partido en la Comunidad y Pablo Iglesias ha abandonado la Vicepresidencia del Gobierno para presentarse a las elecciones del 4 de mayo.

En este nuevo escenario político de la Comunidad de Madrid, y una vez asentados los efectos de la convulsión política de la segunda semana de marzo, Isabel Díaz Ayuso se mantiene como la candidata mejor valorada por los madrileños, con un 5,4. Es la única que aprueba, y aplasta por completo, al menos en puntuación, al lider de Podemos, que se queda con tres puntos menos que la presidenta regional.

Unidad del centro-derecha

El mérito de Ayuso está en que no solo es la mejor valorada por los votantes de su partido, sino también por los de Vox y Ciudadanos. El centro-derecha en su conjunto aplaude así a la candidata del PP. Es el sueño de Génova, inalcanzable hasta el momento en el conjunto de España, pero que se hace realidad en la Comunidad de Madrid con una persona que fue la apuesta personal de Pablo Casado para uno de los feudos más importantes en el partido.

Los votantes del PP puntúan con un 8,3 a Ayuso. Es algo que puede parecer lógico, pero quizás es más significativo cuando se comprueba cómo valoran los votantes de otros partidos a sus candidatos. Por ejemplo, los electores del PSOE califican a Ángel Gabilondo con un 6,5. Los votantes de Vox puntúan a Rocío Monasterio con un 6,8. Pablo Iglesias obtiene un 6,6 de los electores de Podemos, mientras que Mónica García consigue un 7 de los de Más Madrid, y Edmundo Bal un raquítico 5,1 de los que votaron a Ciudadanos en las anteriores elecciones.

Ayuso consigue ese 8,3 de los votantes del PP, pero también un 8,2 de los electores de Vox y un 6,3 de los que apoyaron a Ciudadanos. Como se ve, los votantes de los partidos de Santiago Abascal e Inés Arrimadas ven bastante mejor a la candidata del Partido Popular que a los números uno del resto de formaciones políticas.

El papel de Podemos

En el polo opuesto del ranking de las valoraciones los madrileños muestran pocas duda a la hora de situar a Pablo Iglesias. El líder de Podemos ha entrado en precampaña con el uniforme de revolucionario y con ataques al PSOE y a su candidato, Ángel Gabilondo, quien aseguró desde el día uno que «con este Iglesias, no». A los madrileños no parece gustarles mucho ese perfil más radical de Iglesias, que vuelve a relucir ante la proximidad de las urnas, y castigan al exvicepresidente con la nota más baja: 2,4. Solo consigue el aprobado de sus propios votantes, mientras que los socialistas le suspenden con un 3,8. La imagen que tiene entre los fieles de Más Madrid es todavía peor y lo valoran con un 3,7.

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, abrió la carrera electoral sacando pecho de su ‘sosería’: «Soy soso, serio y formal». Con esa estrategia, al menos, ha logrado subir tres décimas respecto al anterior barómetro de GAD3, y ahora se sitúa en un 4,7. Después de los electores del PSOE, los que mejor le puntúan son los antiguos votantes de Ciudadanos, que le otorgan un 4,7.

Por la izquierda, la segunda candidata mejor situada, en cuanto a la calificación de los votantes, es la aspirante de Más Madrid: Mónica García logra un 4,3, siete décimas más que en marzo. A su favor cuenta con que está muy bien vista en toda la izquierda en general. Los votantes de su partido le dan un 7, mientras que los de Podemos y el PSOE también aprueban a García, con un 6,2.

Por la derecha, la candidata de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, se queda en un 3,4, dos puntos menos que Ayuso, y uno más que Iglesias. Monasterio pierde tres décimas respecto al barómetro del mes pasado. La aspirante de Vox solo obtiene el aprobado de los votantes de su partido. Los del PP no le dan el aprobado, aunque por los pelos: 4,9.

En Ciudadanos, la presencia de Edmundo Bal como número uno no ha surtido el efecto que esperaban, al menos de momento. El exportavoz adjunto de su grupo en el Congreso de los Diputados dio un paso al frente tras las primeras fugas que se estaban produciendo en su partido en marzo, pero los madrileños solo le puntúan con un 3,5. Lo peor de todo para él es que no parece convencer demasiado ni a los suyos: los votantes de Ciudadanos dejan su valoración en un 5,1.

Presidente preferido

Cuando se pregunta a los entrevistados a quién prefieren para la Presidencia de la Comunidad de Madrid, casi la mitad se decanta por Ayuso, con un 49,4, por ciento, frente al 20,5 por ciento al que le gustaría ver a Gabilondo en Sol. Solo el 5 por ciento prefiere a Pablo Iglesias como presidente.

Ayuso es la preferida por los votantes del PP para seguir como presidenta regional, pero lo más relevante es que la mayoría de los electores de Vox y de Ciudadanos también ven mejor que sea ella la que dirija la política autonómica madrileña. Dos de cada tres electores de Vox (68 por ciento) prefieren ver a Ayuso en la Puerta del Sol, y solo el 29 por ciento se inclina por Monasterio. En el caso de Ciudadanos, el 63 por ciento prefiere a Ayuso como presidenta, y solo el 13 por ciento se decanta por Bal.

La candidata del PP también es la preferida, para volver a ser presidenta regional, del 14 por ciento de los votantes del PSOE, e incluso del 6 por ciento de los electores de Podemos. Precisamente, solo el 43 por ciento de los electores de este partido ven como mejor opción que Iglesias sea el presidente autonómico, y el 21 por ciento prefiere a Gabilondo.