Portada » Monasterio: “Nos quieren callar lanzándonos piedras, pero se acabó ya el totalitarismo”
ACTUALIDAD

Monasterio: “Nos quieren callar lanzándonos piedras, pero se acabó ya el totalitarismo”

La candidata del Vox asegura, en una entrevista con EL MUNDO, que su partido será “clave” no sólo “para acabar con la izquierda”, sino “con las políticas de izquierda”

“Nos quieren callar lanzándonos piedras pero se acabó ya el totalitarismo”. Así se ha referido esta mañana Rocío Monasterio, la candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, en una entrevista con EL MUNDO, a la actitud que desempeñará su partido de cara a las elecciones del 4-M, plasmando que van a ser “la clave” para sacar de las instituciones “a los políticos de izquierda” y también de “las políticas de izquierda” que “empezaron con José Luis Rodríguez Zapatero” y que el PP de Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado han mantenido hasta la fecha.

“Vox es libertad, es rebeldía. Estamos cansados de que nos digan lo que podemos hacer. Somos un partido que no achanta ni ante los políticos ni ante las políticas de izquierda, que venimos a desmontar una a una”, ha asegurado la candidata.

En referencia a los adoquines que les lanzaron en un mitin en Vallecas al inicio de la precampaña, Monasterio se ha apoyado en la “libertad” y ha defendido a los votantes “valientes” que les apoyan, también en ese barrio, asegurando que la izquierda” no les va a achantar”.

“Ningún político que ampara la violencia debería estar en el Congreso”, ha indicado la candidata de Vox en referencia a Pablo Iglesias. “Haremos lo posible para que no haya políticos así en las instituciones”, ha añadido.

Quieren que tengamos miedo, que dejemos de hablar de seguridad en las calles, de las mafias de ocupación que protegen, de la gente que tiene miedo de salir al súper porque les ocupan sus casas, de las ‘manadas’ y de ‘los menas. No quieren los recursos de los madrileños en los bolsillos de los madrileños y por eso nos tiran adoquines'”, ha señalado Monasterio, quien ha asegurado que si llega a gobernar en la Comunidad de Madrid, “desmontará las asociaciones, fundaciones y chiringuitos” de la que forman parte “delincuentes como Isa Serra”.

LA LEY DE PROTECCIÓN DE LA INFANCIA

Sobre la Ley de protección de la Infancia, que este jueves salió adelante en el Congreso con los únicos votos en contra de Vox y el PNV, la candidata ha mostrado su contrariedad afirmando que “la ideología de género es el nuevo marxismo, que “nos quiere quitar a los padres el derecho a educar a nuestros hijos en nuestros valor para adoctrinarlos”.

“En Cataluña descuidamos la educación. ¿En Madrid vamos a hacer lo mismo?”, se ha preguntado antes de criticar que el partido de Pablo Casado apoyara la ley. “Es un escándalo que el PP se haya plegado a esto”, “tiene que reflexionar en estas cosas. De nada sirve hablar de libertad si luego nos arrebatan a los padres la libertad de elegir cómo educar a nuestros hijos”, ha sostenido.

En torno al gasto público ineficaz, Monasterio ha destacado partidaria de acabar con los “62 millones de euros en promoción de las consejerías”, los “chiringuitos con gente cobrando 100.000 euros al año que no sabemos lo que hace” o “los comisionados que se crean para cargos políticos que se han quedado fuera de las lista”.

Asimismo, ha señalado que reduciría a la mitad de la asamblea -“hay 136 diputados cobrando 4500 euros al mes y muchos no hacen nada. Con la mitad sobra” y las consejerías. “Hay que hacer un ajuste brutal del despilfarro” para invertirlo en “sanidad, educación, las empresas cerradas o el ocio nocturno, que lleva un año sin actividad”, ha dicho.

“Ayuso va a estar de acuerdo conmigo en que hay que hacer el máximo esfuerzo y bajar los impuestos el 5 mayo y no en dos años”, ha añadido. “Quiero exponer que los políticos nos estamos apretando el cinturón por primera vez en España”.

APOYOS A AYUSO

Preguntada sobre si apoyaría a Ayuso sin exigir nada a cambio, Monasterio ha expresado que sus votantes les apoyan “para que defiendan sus ideas” y, aunque ha señalado que no tendría “ningún problema en ponerse de acuerdo” con la candidata del PP, ha dejado caer que exigiría ciertos puntos. “Si nosotros ganamos y nos hacen falta sus votos, me gustaría escuchar de ella que no tiene problemas” en llegar a acuerdos y “yo tendría que responder” a sus “puntos”, ha indicado la líder del Vox en Madrid, quien ha añadido que si en la anterior legislatura las conversaciones para llegar a un acuerdo fueron complicadas fue por la “inmadurez” del “señor Aguado”, al que ha calificado como “el infiltrado de Sánchez”.

Precisamente sobre Ciudadanos ha indicado que “está en una situación complicada, tras en una automoción de censura nunca antes vista” y “que no sabe lo que defiende”, algo, a su juicio, que “los votantes lo van a castigar”. “Dio su voto para que Pablo Iglesias entrara en el Gobierno. La gente no confía en ellos“, ha añadido la candidata de Vox, quien ha sostenido que “de Vox se pueden decir mucha cosas, pero sí que somos claros”.

Monasterio ha negado que Vox sea un partido que discrimina a los inmigrantes, aunque ha dejado claro que su partido sólo apoya “a todo aquel que venga de forma legal a prosperar en España”, y ha criticado el gasto que la Comunidad de Madrid invierte en los ‘menas’ -4.700 al mes por plaza, según dijo- mientras hay autónomos e inmigrantes legales que no llegan a fin de mes. “De verdad podemos mirar a los ojos a una pensionista de 400 euros”, dijo en referencia este gasto.

En cuanto a la okupación, la candidata de Vox ha señalado que hay que endurecer el código penal, acabar con las subvenciones “que protegen a los okupas” y agilizar los trámites burocráticos para evitar que haya personas que estén dos años sin recuperar su casa.

“Hay que hacer vivienda social, liberalizar el suelo y dar vivienda a los más vulnerables y a los jóvenes”, ha añadido, para acabar con situaciones como las que se dan en la Cañada Real, donde, según contó, además de personas que se dedican al narcotráfico e inmigrantes ilegales, hay “familias sin trabajo que no remontan”.

PROPUESTA FISCAL

En torno a su propuesta fiscal, Monasterio ha señalado que pretende reducir el IRPF medio punto de forma inmediata, ayudas a las familias que tengan contratado un cuidador para un mayor o para menores, así como a los empresarios que tengan mujeres de baja por maternidad. También ha señalado que no creará más tasas y que acabará con el “laberinto burocrático” al que se enfrentan los emprendedores para crear empresas.

La candidata de Vox se ha mostrado en contra de las restricciones de movilidad, defendiendo que es posible atajar el virus con “más test”, y ha asegurado que es “el colmo” que el PP esté pidiendo nuevas limitaciones cuando acabe el estado de alarma.

“Ayuso debe quitar el toque de queda a la hostelería a las 11 de la noche, que son 2.000.000 de euros diarios de impacto al sector”, ha señalado. “Los pequeños comerciantes no aguantan más. Si no entendemos esto, no entendemos nada”, ha comentado. A su juicio, hay “que abrir todo”, incluido el fútbol y los toros.