Portada » Madrid, una máquina de recaudar: ingresa por habitante un 63% más que la media de España con los impuestos más bajos
ACTUALIDAD

Madrid, una máquina de recaudar: ingresa por habitante un 63% más que la media de España con los impuestos más bajos

El presidente del Instituto de Estudios Económicos: “La Comunidad no practica dumping fiscal sino un sistema eficiente con menos presión fiscal y economía sumergida”

La Comunidad de Madrid es la máquina de recaudar más eficaz de España, un 63% por encima de la media, pese a aplicar los impuestos más bajos del país, un 22,4% por debajo. Ésa es la conclusión de un informe del Instituto de Estudios Económicos que preside el exsecretario de Estado de Economía, Iñigo Fernández de Mesa.

«Madrid no practica ningún dumping fiscal. Lo que vemos en los datos es un sistema eficiente con más actividad económica y recaudación por habitante y menos presión fiscal y economía sumergida que otras comunidades», resume a este diario Fernández de Mesa. «No es un tema político, son datos», afirma. El IEE es un servicio de estudios sin ánimo de lucro ligado a CEOE y que, según Esade, fue el que más acertó la evolución económica en el incierto año de pandemia.

Sus datos colocan a Madrid a la cabeza de clasificaciones aparentemente contradictorias. Por un lado, ninguna comunidad ofrece una normativa fiscal más laxa con los contribuyentes. El IEE aplica un indicador tomando como base 100 la media de la Unión Europea y de 110 la española con esta conclusión: «Madrid obtendría una presión fiscal normativa de 87,6 puntos, siendo la más favorable dentro del territorio español, seguida por las tres provincias del País Vasco, Vizcaya, Álava y Guipúzcoa, con 88,9, 89,8 y 92,9 puntos respectivamente, siendo estos los únicos cuatro territorios españoles que presentan mejores resultados que el promedio de la Unión Europea».

En Madrid la presión fiscal efectiva es, por tanto, un 22,4% inferior a la media española y un 12,4% por debajo de la europea.

¿Y qué comunidad asfixia más a los contribuyentes? «El peor resultado se da en Cataluña, donde el índice se elevaría hasta los 134,5 puntos», apunta el informe de este organismo que dirige Gregorio Izquierdo, jefe a su vez del servicio de estudios económicos de CEOE. Le siguen cinco regiones gobernadas por el PSOE: Asturias, Aragón, Comunidad Valenciana, Extremadura y Navarra.

La primera del PP que aparece es Castilla y León, aunque acaba de anunciar la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, un paso más allá de lo prometido por la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que prevé ampliar las bonificaciones.

Lo que sí hace la Comunidad de Madrid es compatibilizar esta baja presión fiscal con una elevada capacidad de recaudar.

RECAUDACIÓN

El IEE ha elaborado un indicador de recaudación procedente del IRPF, Impuesto sobre el Patrimonio, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados por habitante, que están cedidos a las comunidades autónomas.

A pesar de que en Madrid algunos de ellos están suprimidos o altamente bonificados, «la Comunidad de Madrid es, con diferencia, la región con una mayor recaudación por habitante relativa a estos impuestos sobre la renta personal y la propiedad, alcanzando el valor 163,6 (frente al valor 100 para España), es decir, que Madrid recauda por habitante un 63,6% más que la media de España». «Le siguen, por este orden, Cataluña, el País Vasco, Islas Baleares y la Comunidad Foral de Navarra, todos ellos con valores del indicador superiores a 120». Las que menos recaudan son Castilla-La Mancha y Extremadura.

Estas dos últimas figuran también a la cabeza de la estimación del IEE sobre economía sumergida junto a Andalucía y Canarias. En contraste, Madrid es la comunidad con menor economía sumergida de España, seguida del País Vasco.

«Aquellos territorios con mayor presión fiscal normativa y, por tanto, una fiscalidad menos favorable, son, en general, los que presentan mayores ratios de economía sumergida», concluye el informe. Y, por el contrario «las regiones con políticas fiscales más acertadas, y por tanto con menor presión fiscal normativa, generan entornos más competitivos (…) y mayor crecimiento del PIB».

Fernández de Mesa extrae del documento que es erróneo el plan de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de «armonizar impuestos» al alza para combatir lo que ella llama el «dumping fiscal de Madrid». «La competencia fiscal actúa como un mecanismo disciplinante para el sector público, que ve limitada su capacidad de sobredimensionarse, y de sacrificar, por el camino, la eficiencia en la gestión». En cambio, «la armonización fiscal blindaría malas prácticas».

En su opinión, «la competencia en materia tributaria entre las distintas regiones incentiva el uso de políticas innovadoras para ofrecer los bienes y servicios públicos con la mayor calidad posible y a unos precios (impuestos) competitivos».

Contradicciones entre el Gobierno y Gabilondo

Las contradicciones en el seno del propio Gobierno y con el candidato socialista regional, Ángel Gabilondo, se suceden en campaña. Por un lado, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido «amoldar» los impuestos para que no sean excesivamente bajos en comunidades como la de Madrid, pero Gabilondo mantiene que en los dos próximos años rechaza subirlos.

Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha activado el comité de expertos con vistas a disponer de esa «armonización» de, sobre todo, los impuestos de Patrimonio y de Sucesiones y Donaciones, en los dos próximos años. Montero es especialmente crítica con los cientos de millones anuales que deja de recaudar Madrid al eximir a «los ricos» del Impuesto de Patrimonio.

Sin embargo, la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, reiteró ayer en ‘El País’ que, «no es el momento de subir impuestos» en aparente sintonía con Gabilondo. Éste además, según las encuestas más favorables al PSOE, necesitaría pactar con fuerzas a su izquierda para poder gobernar y, al menos, el de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se mantiene hostil a no subir la presión fiscal. «

Cualquier país entiende que si se financian con dinero público las vacunas, tendrán el control de las mis misma. Hasta en EEUU entienden que ya está bien del cachondeo de que los ricos no paguen impuestos; que hacen falta carreteras, hospitales, centros públicos, que lo común es lo único que nos protege a todos. Esto es consenso en el mundo salvo en un lugar, Madrid. La derecha y ultraderecha navegan contra todo ello y son ejemplo de corrupción, desigualdad e ineficacia con los peores datos de toda España en la gestión de la pandemia», afirmó ayer.

Tags