España- Última hora

Los manifestantes de Galapagar brindan por el archivo de la querella que les puso Pablo Iglesias

Enésimo revés judicial para la Casta Roja, que se cree que estamos en Venezuela

La nefasta gestión económica de la crisis del Coronavirus provocó que los españoles empezaran a salir a las calles para protestar con sus cacerolas. Todo empezó en los balcones para acabar trasladándose a la calle. La calle Núñez de Balboa en el barrio de Salamanca de Madrid fue pionera pero las concentraciones se expandieron rápidamente por toda España. El Marquesado de Galapagar situado en la lujosa urbanización de La Navata no podía ser menos y a diario se concentraban vecinos y personas llegadas de otros puntos de Galapagar y de Madrid para protestar.

El jarabe democrático recibido molesta mucho a los Marqueses. Irene Montero ha lloriqueado en Twitter y en varias entrevistas y lo volverá a hacer si aparece algún día después de esconderse por el grave escándalo de la supuesta Caja B de Podemos. Pensándose que España es Venezuela, los Marqueses acudieron a los tribunales para denunciar a los organizadores de las protestas. No tenían suficiente con blindar con decenas de agentes el Marquesado pese a que las protestas han sido pacíficas. 

Pablo Iglesias e Irene Montero pedían hasta 14 años de cárcel a Miguel Frontera, el líder de las concentraciones. Afortunadamente el juzgado ha desestimado la querella. El archivo de la misma ha provocado que los manifestantes lo celebren con alegría y jolgorio. Lo han hecho en el Marquesado de Galapagar brindando y gritando “Viva España”. Uno de los manifestantes ha interpelado directamente al Marqués: “¡Viva el Rey, bolivariano, aquí estamos brindando por tu querella! ¡Viva el Rey!”.​

Tags